El diario Semana publicó el 2 de abril la noticia ¿Qué tan preparado está el Pacífico Colombiano frente al COVID-19?, escrito por miembros del Semillero Pacífico de la Universidad de los Andes.

Te resumimos los principales puntos del artículo para que aprendas sobre la situación de la región con mayor número de personas afrodescendientes de Colombia:

  • El pacífico cuenta con 3 laboratorios de diagnóstico del virus en los departamentos Valle del Cauca (2) y Nariño (1). Chocó y Cauca aún no tienen.
  • El virus ya llegó y hay casos de COVID-19 en la región, lo que pone al Pacífico en una situación de alto riesgo ya que es un territorio de alta vulnerabilidad social.
  • El Chocó es el departamento con menor número de IPS del Pacífico, y por ende, cuenta con sólo 27 camas de cuidados intensivos , las cuales están concentradas en Quibdó.
  • “Se estima una relación de 1 cama por cada 5 personas adultas en riesgo de requerir manejo de cuidados intensivos por complicaciones derivadas del COVID-19”.
  • Cauca y Nariño presentan escenarios similares por lo que se prevée el colapso de los servicios de atención en el Pacífico.
  • La región no cuenta con suficiente tecnologías, infraestructura e insumos de bioseguridad y protección para responder a esta pandemia.
  • El Pacífico no cuenta con la cantidad de profesionales de salud necesarios, tales como enfermeros, médicos y bacteriólogos, epidemiólogos, entre otros.
  • Por ejemplo, en el Chocó “sólo existen 6.3 profesionales de enfermería por cada 10.000 habitantes”.
  • Dada la histórica prevalencia de enfermedades infecciosas en comparación con otras regiones de Colombia, el Pacífico tiene cierta experiencia en cuanto a vigilancia epidemiológica .
  • Existe un desafío demográfico y epidemiológico que agudizan el riesgo de contagio en la región ya que ha aumentado la población de adultos mayores y hay prevalencia de enfermedades crónicas e infecciones respiratorias.
  • Por último, el contexto social agudiza la situación, dada la baja cobertura de servicios de alcantarillado, la alta informalidad laboral y las barreras geográficas.

Puedes leer la noticia completa aquí.