05/05/2021
Novedades
La Ruta de los Tambores: Un compromiso con nuestra negritud

10 al 13 de mayo – Yaviza y La Palma, Provincia de Darién

La tercera provincia que visitó La Ruta De Los Tambores fue Darién, la provincia más grande en todo el territorio panameño, con una extensión de 11 896,5 km².  Santa María La Antigua del Darién cuenta con un legado histórico a nivel regional, al ser la primera ciudad fundada por los españoles en tierra firme en América.

Lo primero que te recibe en el Darién es el calor. Con una temperatura que no baja de los 25ºC y una sensación térmica de más de 30ºC durante el día, es difícil imaginar cómo era la vida de los grupos indígenas, los colonos españoles y los africanos esclavizados conviviendo en un territorio tan caliente, sin ventiladores ni aires acondicionados, sin carreteras ni espacios geográficamente definidos.

Darién ha cambiado mucho desde aquellos tiempos, pero nuestra visita a esta provincia nos hace a reflexionar fuertemente sobre la comodidad e incluso privilegios con los que algunos cuentan en otras regiones del país.

Otra característica que llama mucho la atención es que al entrar a Metetí, una de las ciudades más importantes de la provincia, situada en el corregimiento de Pinogana, es que hay un colegio público cada 200 metros aproximadamente. Parece un deja vú, una y otra vez, un colegio, casi uno a lado del otro. Luego nos explicó una de las colaboradoras de la SENADAP, que es afrodarienita y nuestra guía turística en este tremendo recorrido, que el territorio es tan inmenso montaña arriba, que son necesarios muchos colegios para atender la gran cantidad de estudiantes que hay, principalmente conformados por grupos indígenas Emberá y Wounaan.

Yaviza y La Palma

Durante el paso de esta gira nacional de la SENADAP por la provincia de Darién visitamos dos comunidades: Yaviza y La Palma. Al reunirnos con miembros de ambas comunidades, compartieron las siguientes experiencias e inquietudes:

  • No cuentan con un hospital digno y el Centro de Salud está muy alejado. En el caso de Yaviza, el Centro de Salud queda al otro lado de un puente colgante peatonal muy largo y tambaleante. Debido a esta falta de infraestructura médica y problemas de acceso, los casos más críticos los deben trasladan a Chepo (Provincia de Panamá) o por helicóptero a la Ciudad Capital.
  • Darién depende muchísimo de Chepo. El suministro de agua potable, por ejemplo, proviene de este lugar, por lo que, todo lo relacionado a pagos, reclamos e instalaciones, deben realizarse en las oficinas regionales ubicadas ahí. No existe la comodidad de una oficina regional en ningún sector darienita.
  • El transporte público cuesta B/.5.00 (USD) por trayecto, siendo tan alto el costo que los locales opten por vivir cerca de su área de trabajo o regresen a sus hogares únicamente los fines de semana.
  • Los lugareños han tratado de adecuar sus comunidades para que las personas con discapacidad puedan movilizarse fácilmente. En el caso de Yaviza, por ejemplo, han adaptado juegos infantiles y colocado rampas de acceso para ciertos establecimientos. No obstante, estas rampas no cumplen con las medidas mínimas establecidas para que una silla de ruedas o una persona con limitaciones físicas pueda subir y bajar con seguridad y comodidad.
  • Los afrodarienitas tienen presente sus expresiones culturales en la práctica del bullerengue, el baile que los representa, junto con el bunde, que es una danza religiosa, las cuales ejecutan con gran orgullo, además de otras expresiones pocas conocidas como las de los Diablos de Espejos, danza de Corpus Christi de Garachiné.
  • Lamentablemente, se da una fuga intelectual de los jóvenes darienitas ya que no hay oportunidades laborales dignas dentro de la provincia.
  • Lamentablemente se da una fuga intelectual de los jóvenes darienitas ya que no hay oportunidades laborales dignas dentro de la provincia.
  • Debido a la falta de oferta de telas e insumos para confeccionar las polleras regionales darienitas, éstas son muy costosas de confeccionar y muchas veces son sustituidas por polleras de otras regiones del país que son más económicas de conseguir, lo cual tiene un impacto negativo en términos culturales e identitarios.
  • La lucha por la preservación del bunde y bullerengue clama por un centro cultural donde generar espacios interculturales para realizar talleres de confección de tambores y enseñanza de los bailes, además de rescatar otras expresiones del folklore darienita, tanto afrodescendiente como indígena.
  • La falta de acceso a internet ha sido un obstáculo importante en ambas comunidades y se ha agravado durante la pandemia.

Pese a estas dificultades, notamos la lucha compartida, tanto en Yaviza como en La Palma, por la preservación de la historia y el mejoramiento de los servicios básicos y la calidad de vida de sus habitantes.

Por ejemplo, los palmeños se han dedicado a transmitir sus conocimientos ancestrales a las nuevas generaciones. La señora Edelmira Sánchez, representante de la Fundación Luis de Mozambique, manifestó que les encantaría contar con un museo que narre la historia y la importancia de Darién tanto para Panamá como para América.

En el caso de Yaviza, existe un interés de la comunidad en rescatar y restaurar sitios arqueológicos del área que están en condiciones muy vulnerables. Por ejemplo, el sitio arqueológico de Yaviza está muy cerca del río y está en riesgo de ser desplazado por la corriente. A su vez, hay otros que están cubiertos por maleza y herbazales.

Finalmente, en nuestros encuentros con miembros de ambas comunidades observamos a las elders coordinando los aspectos logísticos y a los jóvenes ejecutando y también tomando decisiones. Notamos cómo los jóvenes tienen ese sentido de pertenencia a la hora de hablar de su cultura darienita, el bunde, bullerengue y el tamborito de Darién. Saben la importancia de sus manifestaciones culturales y, sobre todo, la historia que es transmitida en lo cotidiano desde sus ancestros hasta el día de hoy.

Revisa aquí un video resumen de la visita a Yaviza: https://www.facebook.com/senadapanama/videos/178935100799236

Revisa aquí un video resumen de la visita a La Palma: https://www.facebook.com/senadapanama/videos/139491671551878

A continuación, puedes recorrer la galería de imágenes de los encuentros durante esta visita a Darién:

 

5 y 6 de mayo Ciudad de Colón y Portobelo, Provincia de Colón

Cuando se llega a trabajar con las comunidades, es primordial tener siempre presente que las personas en estas poblaciones son los que pueden dar un mejor panorama de sus propias realidades. Se lee redundante, pero a su vez es lo que venimos escuchando desde que iniciamos esta gira nacional el 2 de mayo del 2021.  Muchas veces se comete el error de crear espacios sin consultas previas y sin conocer las necesidades de quienes las viven en el día a día.

Ciudad de Colón

En nuestra segunda parada de La Ruta De Los Tambores, fuimos a la provincia de Colón, a una distancia de aproximadamente una hora desde la Ciudad Capital a través de la autopista. Nuestra primera parada en esta provincia fue la Ciudad de Colón, que a primera vista se percibe descuidada, pero al verla con luces largas podemos observar la majestuosidad que nos ofrece la comúnmente llamada “Tacita de Oro”. Desarrollada durante la época de la fiebre del ferrocarril, la provincia de Colón está perfectamente estructurada de manera organizada y lineal desde la calle primera hacia la calle dieciséis, calles llenas de historias y de una ciudad otrora vibrante y comercialmente pujante.

Para la reunión con los distintos representantes de la sociedad civil afropanameña en la Ciudad de Colón, estuvimos en el Centro de Estudios Superiores de Bellas Artes y Folklore del Ministerio de Cultura. En este espacio escuchamos las inquietudes de diferentes miembros de la comunidad, desde los “elders” (personas mayores), hasta los más jóvenes. Los principales temas tratados fueron:

  • Contraste entre el alto compromiso y aporte de la población colonense al país y el poco retorno que reciben como provincia.
  • Si bien la Cultura Congoestá muy presente luego de que en 2019la UNESCO la declarara Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, aún no hay acciones claras ni concretas para preservarla y brindarle promoción.
  • También estuve presente en las intervenciones, especialmente de las voces de las juventudes, las denuncias del racismo estructural, que afecta tanto la calidad de vida de las personas afrodescendientes como también su cultura.
  • Uso y preservación de espacios históricos, como el Colegio Abel Bravo, que le ha dado al país grandes intelectuales y profesionales, y que actualmente se encuentra en estudios para su puesta en valía como un gran Centro Cultural, pero sin la participación ciudadana.
  • Preocupación por las malas condiciones de las infraestructuras deportivas y culturales de la provincia.

De esta reunión salió como iniciativa de los participantes el compromiso de las organizaciones locales de crear una mesa de trabajo para impulsar y apoyar las acciones que, mediante la SENADAP, se estarán realizando en pos de la comunidad, ayudando a articular entre la sociedad civil, la SENADAP y el Gobierno Nacional.

Revisa aquí un video resumen de esta visita: https://fb.watch/5yEpOFboLi/

A continuación, puedes recorrer la galería de imágenes de los encuentros durante esta visita a Ciudad de Colón:

 

Portobelo – Costa Arriba

A una hora de la Ciudad de Colón, al trasladarnos a la Costa Arriba de la provincia, nos encontramos con la colorida ciudad de Portobelo, segunda parada en la Provincia de Colón de esta gira nacional de la SENADAP. Portobelo es un puerto natural que fue una de las poblaciones más importantes de América durante la época virreinal y por el que pasó la mayoría de los barcos españoles. En 1980 las ruinas de los fuertes Santiago de La Gloria, San Fernando y La Trinchera – que forman parte del Conjunto Monumental de Portobelo – fueron declaradas Patrimonio Histórico de la Humanidad por la UNESCO. A su vez, Portobelo es el hogar del Cristo Negro, imagen venerada inicialmente por los pobladores locales y  que con los años ha ganado devotos tanto en el territorio nacional como en el extranjero.

Durante la visita nos reunimos con representantes de Portobelo, así como de pueblos costeros de la Costa Arriba, como Nombre de Dios, José del Mar (anteriormente llamado José del Pobre) y Viento Frío. El intercambio con estas comunidades evidenció la necesidad de las personas locales de que se visibilicen nuestras comunidades en las costas, ya que requieren de apoyo para resolver problemas básicos de su día a día. Las mayores preocupaciones se relacionaron con problemas de transporte, acceso a agua potable, asuntos relacionados con territorialidad, la preservación del patrimonio subacuático y la necesidad de mecanismos de generación de empleo. En la reunión se reafirmó el compromiso de la SENADAP de regresar a estas comunidades de la Costa Arriba de Colón y evaluar propuestas y demandas para generar iniciativas y transversalizarlas en la gestión pública a nivel interministerial.

Revisa aquí un video resumen de esta visita: https://fb.watch/5yEuVDPYpQ/

A continuación, puedes recorrer la galería de imágenes de los encuentros durante esta visita a Portobelo:

 

2 de mayo – Distrito de Chepo, Provincia de Panamá

El primer lugar que visitamos fue el Distrito de Chepo, Provincia de Panamá, con la clara misión de escuchar a los propios protagonistas de quienes preservan sus tradiciones.

La cultura chepana es sin lugar a dudas una joya inexplorada. Sus manifestaciones únicas llegan a levantar curiosidad entre los foráneos de esta región dado a que son una comunidad principalmente afrodescendiente e indígena, mestizaje que se proyecta con una fuerza importante tanto en la gastronomía como en sus diferentes danzas. A sólo 1 hora y media del centro de la Ciudad Capital se llega a un pequeño pueblo en el que pareciera que las estrechas calles llevaran a un mismo lugar. Entre casas cuidadosamente preservadas como hogares más modernos, se palpa en el ambiente una bisagra entre la historia y lo contemporáneo.

Chepo es un lugar con una riqueza histórica importante. Es el hogar de Bayano, quien fue un africano esclavizado por los españoles en la época colonial y quien condujo la mayor de las rebeliones del siglo XVI en lo que es actualmente la República de Panamá. A su vez, es el único lugar en todo Panamá en contar con un monumento a nuestro cimarronaje, siendo este un llamado importante al reconocimiento, justicia, visibilización y reivindicación de nuestra historia tanto en lo territorial como en los textos.

Al llegar a la finca del señor Bacho, miembro activo de la comunidad chepana, nos recibieron miradas reservadas pero con muchísima cordialidad, y con ayuda de dos oficiales del Servicio Nacional de Fronteras (SENAFRONT) logramos instalarnos a esperar a que los miembros de la comunidad llegaran.

Entre los temas abordados en esta reunión tipo cabildeo, Krishna tocó temas como:

  • La importancia del recelo y cuidado que debemos tener con nuestras costumbres.
  • Conocer de dónde venimos.
  • Reconocer el trabajo incansable de nuestros predecesores para poder seguir trabajando hacia adelante.
  • La maravillosa labor que se viene haciendo desde las diferentes organizaciones del lugar.
  • La próxima celebración del censo de población y vivienda, actividad que ayudará a saber dónde estamos y cómo estamos con el propósito de crear políticas públicas asertivas a nuestra comunidad afrodescendiente a lo largo y ancho del país.

Luego de abrir un espacio para interactuar con los locales, hubo una estela de suspicacia que poco a poco fue disipándose al abrirse paso a las diferentes vivencias de varios de los asistentes. Al momento que empezaron a darse los primeros testimonios, se percibió una sensación muy peculiar al escucharlos, ya que tienen muy clara su historia y su ancestralidad. Los principales asuntos tratados por los asistentes fueron:

  • Lucha de vivir el día a día.
  • La educación de los más pequeños.
  • Las migraciones de las personas que llegan a Chepo desde las provincias centrales con sus propias costumbres y tradiciones.
  • El desinterés que llegan a sentir lo más jóvenes al llegar a cierta edad.
  • El peso importante de la pandemia del COVID-19, la cual ha desplazado los asuntos folclóricos a un segundo plano, dejando con rezago las costumbres heredadas.

No obstante, organizaciones como “Chepo, Proyección y Cultura” liderado por la profesora Cristobalina Bosquez y los miembros de la “Asociación Sergio A. Jiménez”, son el empuje que necesita Chepo, y una figura como lo es la SENADAP es el puente creado entre lo legislativo e institucional con lo social.

Revisa aquí un video resumen de esta visita: https://www.facebook.com/senadapanama/videos/1071173073393553

A continuación, puedes recorrer la galería de imágenes de los encuentros durante esta visita a Chepo:

 

 

1 de mayo – Introducción sobre la gira nacional

La Ruta de los Tambores es una iniciativa institucional de la Secretaría Nacional para el Desarrollo de los Afropanameños (SENADAP) que tiene como objetivo hacerse de un conocimiento cercano de las comunidades y asentamientos poblacionales con presencia afrodescendiente en el país. La directora general de la Secretaría Nacional para el Desarrollo de los Afropanameños (SENADAP), Magter. Krishna Camarena Surgeon, realizará esta gira nacional de un mes y medio de duración con un robusto cronograma de visitas a las diferentes comunidades.

Esta propuesta forma parte de los esfuerzos que se desplegarán de cara al impulso del Plan Nacional de Desarrollo de los Afropanameños (PLANDEAFROS), documento comprehensivo (2007) que será objeto de una actualización por una Comisión Especial que está siendo integrada a los efectos.

En este blog se compartirá semanalmente los avances de esta gira nacional, detallando las visitas y encuentros de La Ruta de los Tambores con la población afrodescendiente a nivel local, junto con fotografías y videos.